Blogia
pandeoro

Presentamos ayer Pan de Oro

Muchos amigos, de verdad, estuvieron ayer acompañándonos en la presentación de Pan de Oro. Fue un encuentro hermoso y emotivo. Tengo que agradecer infinitamente las evocaciones de Rafa Lobarte, quien tuvo a bien poner en escena un estupendo ejemplo de oratoria, del que a mi me importaba, sin embargo, sobre todo su generosa demostración de amistad, que ya casi es desde siempre. Rafa Lobarte, colaborador habitual de El Cronista de la Red, es un silencioso poeta, de verbo precioso y ritmo sin fisuras y cuyas magnifícas traducciones en El Cronista han merecido el elogio de las exigentes universidades norteamericanas.

Tengo que agradecer también infinitamente las palabras de Isabel Alvaro, amiga y maestra, siempre dispuesta a desbrozar caminos con su juicioso criterio, es referencia intelectual inexcusable para quienes nos hemos formado en las humanidades en la Universidad de Zaragoza. Tengo que agradecer sobre todo su cariño.

 Y tengo que agradecer igualmente la sombra protectora del editor de Pan de Oro, Joaquín Casanova, que nos reunió a todos en el salón de actos del Instituto Goya. Muchos de los amigos que acudieron a la cita pertenecen a la crónica sentimental que para ya muchas generaciones ha constituido "el Goya" en Zaragoza.

Tengo que agradecer que tantos amigos desafiaran el calor y los atascos para estar con nosotros y que lo pasaramos tan bien.

En fin, que al parecer Pan de Oro ya existe "oficialmente". ¡Quién lo iba a decir! ¿Verdad, Milano?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres