Blogia
pandeoro

El concierto de Chucho Valdés (el grande)

El concierto de Chucho Valdés (el grande)

El viernes por la noche fuimos con unos amigos al concierto que Chucho Valdés ofreció en el patio del Centro de Historia de Zaragoza. Chucho Valdés, el grande. Creo que el patio del Centro de Historia es un lugar de querencia para el cierzo, que parece siempre arremolinarse en él con insistencia. Quiero decir que hacía fresco –después de tantos días de sofocación incensante-. Pero todo el mundo aguantó entusiasmado hasta el final, incluido el superlativo bis con el que los músicos del cuarteto de Chucho Valdés nos obsequiaron.

El hijo de Bebo Valdés es grande, ciertamente. Físicamente es grande. Artísticamente, creativamente, mucho más. Es un consumadísimo pianista de jazz – de hecho ha sido considerado entre los cinco mejores pianistas jazzisticos del mundo – y un acertadísimo director de músicos. Era una delicia verle marcar los tiempos y las entradas y los cambios de ritmo a sus músicos, retarles, animarles a superarle. Cada instrumento –la fastuosa batería, el lujo de unas kongas a las que no creo que se les pueda sacar más partido, el equilibrado bajo- estaban en su sitio, resaltando cuando debían y encumbrando al piano de Chucho Valdés cuando así les correspondía.

El registro interpretativo de Chucho Valdés parece además extensísimo, como así lo acredita, por otro lado, su discografía. Dueño de una fértil sabiduría que combina la interpretación detallista con la improvisación original, las piezas que interpretó el cuartero que él encabeza resultaron tan deliciosas como inteligentes, animadas muchas veces por la alegría y por la melancolía de los ritmos afros.

En fin, que disfrutamos como enanos y que, a pesar del catarro de algunos y los malestares de otros, e incluso de la espontánea portadora de una bandera cubana que no paró de atronar con sus gritos durante todo el concieto, fue una noche para recordar durante mucho, mucho tiempo.

 * Chucho Valdés tiene una página oficial muy bien construida y muy cálida, llena de evocadoras fotos, videos, en la que se cuenta su biografía, su discografía y en la que se reproducen algunas piezas musicales. Muy recomendable.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Luisa -

Antón, leí en la contraportada de Heraldo del domingo la entrevista que le hiciste a Chucho Valdés. Está claro que el músico no quería entrar en los centros políticos que nos preocupan estos días, y se vio también en el concierto, porque no le hizo ni caso a la espontánea de la bandera, que por otro lado quería más llamar la atención que otra cosa. De todas formas, cuanto conseguiste que contara en la entrevista está muy bien: lo de su juventud, su evolución, la retroalimentación musical cuba-estados unidos, todo muy bien. Un abrazo. Gracias por venir. Luisa

Antón -

Estuve allí durante cuatro o cinco canciones, conversé con él en camerino y me dijo: "Nada de política. Sólo de música". Me pareció un personaje de Walker Evans; luego al piano, es un mago, posee una increíble fuerza, talento, swing. Un abrazo. AC.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres