Blogia
pandeoro

Dos poemas de Joan Margarit

Dos poemas de Joan Margarit

 

 

A l´hivern abans de l´alba


Les recordo d´infant: les portes grans,

il-luminades del mercat s´obrien

-com si fossin la mare, que no hi era-

la fosca gelada del carrer

on jo anava, poruc, cap a l´escola.

Vénen dels carrers foscos de la infancia

totes  les pors del vells?

Mare, la porta gran il-iluminada

d´un nen que vas deixar massa temps sol.




En invierno antes del alba


Las recuerdo de niño, iluminadas:

aquellas grandes puertas del mercado

-eran como , mi madre, que no estaba-

se abrían a la helada oscuridad

de la calle por donde, con temor,

yo pasaba camino de la escuela.

Los miedos de los viejos, ¿vienen todos

de las calles oscuras de la infancia?

Madre, la puerta grande iluminada

de un niño al que, durante aquellos años,

dejaste demasiado tiempo solo.




El venedor de roses


Solitari i furtiu, l´home del ram

va pels locals nocturnes buscant parelles.

L´he trobat pels carrers vora la Rambla

amb unes roses sense olor de roses

en una nit que no fa olor de nit.

M´he perdut pels darrereres de la vida.

Una dona en la fosca que no ets tu

t´ha pres els ulls i plora. La ciutat

es una exacta i monstruosa còpia.

Como si Cupido ja s´hagués fet vell,

Passa escopint el vendor de roses.

Mentre s´allunya penso: al teu amor

no li perdonis res. Ni el seu final.



 



El vendedor de rosas


 

Solitario y furtivo, con su ramo,

va a locales nocturnos en busca de parejas.

Lo he encontrado en las calles cercanas a la Rambla

con unas rosas sin olor a rosas

en una noche sin olor a noche.

Me perdí en las traseras de la vida.

Una mujer que no eres tú, en la sombra,

te ha robado los ojos y llora. La ciudad

es una exacta y monstruosa copia.

Como un Cupido viejo,

pasa escupiendo el vendedor de rosas.

Mientras se aleja, pienso que a tu amor

no le perdones nada. Ni el final.




                 * Joan Margarit. Casa de Misericordia. Visor, 2007. La traducción al castellano es del propio autor. Muy interesante es la web oficial de Joan Margarit.


                  * La fotografía es de Manel Armengol. Lleva por título "Barcelona Término" y pertenece a la serie "España 1976-1980). © 2007 Manel Armengol. Joan Margarit tiene un poemario llamado "Estació de França", publicado en Hiperion.

                 



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

Sildenafil -

Hola, los dos poemas son espectaculares, se nota que tienen mucho sentimiento y que explican algo de la vida real.

Luisa -

Lo de la lengua, "39 escalones", debería ser ya un hecho "aproblemático". En fin. Me congratulo de que te hayan gustado los poemas de Margarit. Emoción por todas partes y belleza.
Un abrazo.

Luisa -

Supongo, Ybris, que estos poemas no están en la web de Joan Margarit porque pertenecen al último libro. En este libro también hay muchos versos que cortan la respiración.

A mi también me gusta mucho el catalán. Me gusta oírlo y enseguida intento chapurrerar lo que puedo. Lo de los idiomas... sí... inalcanzable.

39escalones -

No había leído nunca poesía de Margarit. Me gustan mucho estos poemas, y me gusta aún más que puedan aparecer en su lengua original y a nadie se le pongan los pelos de punta.
Un saludo.

Ybris -

Me emociona Margarit. Leer sus poemas sobre Joana es algo superior a mis fuerzas.
También me encanta escucharle recitando sus poemas en catalán.
Aunque nos están recogidas las dos que citas hoy en su web me he desquitado escuchando su Autoretrat.
Me encanta el catalán y lamento entenderlo nada más pero me temo que tengo tantos idiomas pendientes que no voy a tener tiempo de profundizar en ellos.

Besos

Luisa -

Pues, MM, le has sacado buen jugo a los versos de Joan Margarit, sí señora.
Creo entenderte en el asunto de la lengua. Por mi parte, fuera de todas esas presiones, me resulta una lengua hermosa y querida, aunque sólo la chapurreo: me olvidé con el tiempo lo que sabía y poco a poco voy recuperándola. Me gusta como suena.

Yo también espero que no tengas que oir palabra semejante de tu hijo. Seguro que así será. Pero es cierto que desde el punto de vista de la madre, sólo pensarlo da escalofríos.

Y en cuanto al vendedor de rosas, ese amor a la igualdad ya es más que suficiente para comprar los ramos: seguramente más razón que el otro amor, que puede servirse de otros medios.

Besos, besos.

M.M -

Tres emociones Luisa:
La lengua, la reconozco hermosa en estos poemas, cosa que aquí "in situ" por los tiras y aflojas es de todo menos hermosa. Suena bien y disfruto de su sonoridad recitada en mi medio lengua con título mitjà académico pero ni practicada ni amada en igual medida.

Espero que nunca tenga que leer poemas de mi hijo (arisco que es el capullín y se queja) diciendo que lo dejo demasiado tiempo solo.

El vendedor de rosas: es curioso, al vendedor de rosas indio que se pasa por los bares aquí le llamo mi ONG, y nunca ninguna de los cientos de rosas que le he comprado han sido símbolo de un amor (jo) que no sea a la igualdad y al no racismo.

Besetes

Luisa -

Javier, yo no lo he leído, pero tengo entendido que así es. Creo que por lo menos de eso habla "Joana".
Saludos.

Luisa -

Sí, muy bello, Inma, y bastante duro. Todo el poemario lo es, la verdad. Pero muy hermoso. Tan pegado a la vida que asusta un poco.
Besos, guapa, y buen fin de semana.

Javier López Clemente -

Tengo una duda y aqui la dejo.
¿Joan Margarit es el poeta que escribió un poemario sobre la muerte de sus hija?
Salu2 Córneos.

laMima -

Que bonito ese segundo poema, que duro, y que bonita foto.
Besicos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres