Blogia
pandeoro

Lluis Llach, tendressa revolucionaria

Lluis Llach, tendressa revolucionaria  

      Lluis Llach está de gira y de despedida. Aunque todos los que asistimos ayer al concierto que dio en la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza nos resistimos tenazmente a que nos dejara y les hicimos retornar a él y a sus excelentes músicos una y otra vez al escenario. Yo creo que el público de la Sala Mozart quería decirle a Llach que no es justo que se retire ya, cuando todavía son tan jóvenes su persona y su voz, cuando todavía su creatividad se muestra tan intacta como se demostró ayer en Zaragoza.

 

      El concierto al que asistimos forma parte de la gira que Llach está realizando por diversas localidades peninsulares -casi todas catalanas y valencianas, pero también Pamplona, Madrid, Zaragoza, hoy en Fraga- y que le llevará igualmente el próximo día 22 de noviembre al escenario del Olimpia de París, donde tanto le amaron hace ya tantos años. Llach quiere finalizar su carrera de músico profesional sobre el escenario de esta manera.

 

            Durante lo que Llach llamó, con ironía, ya en tiempo de bises, "el concierto oficial" asistimos a la reconstrucción emocional e intelectual del universo del ampurdanés. Lluis Llach obvia en este concierto las canciones más emblemáticas de su carrera, a nivel popular, y opta por contarnos en qué momento vital se encuentra, cuáles son sus preocupaciones actuales, cuáles sus argumentos vitales, en qué andamiaje sostiene sus proyectos de futuro. Es un recital en el que Llach se dirige al público de una manera muy personal, entreteniéndose en explicar cada canción: su razón de ser, las circunstancias en que fue creada, su propia relación con la canción,  acercándolas de esta forma al público y acercándose el propio Llach también, puesto que en este concierto-despedida ha procurado una especial calidez entre el público y él, ha buscado dejar meridianamente claro en dónde podremos encontrarle.

 

             Así fueron apareciendo "Geografía", del disco de igual titulo, y con la que Lluis Llach abre el concierto comunicándonos cuál es el mapa vital por el que él se mueve; "Un núvol blanc", con la que quiso contar su concepción de la persona y que está dedicada a su madre, dentro del disco "Maremar", compuesto tras el fallecimiento de ella; la propia "Maremar", un canto al mar Mediterráneo, lugar de identidad cultural e histórica; "Tinc un clavel per tu" con la que quería explicar la relación del músico con su público; "Jo hi soc si tu vols ser-hi" para exponer su concepción social y política de las cosas; "Tendressa", palabra que según Llach tiene hoy en día una enorme carga revolucionaria y que resume aquellos valores a los que deberíamos aspirar;  y muchas otras canciones hasta completar más de hora y media de "concierto oficial", que terminó con un espléndido "Verges", - lleno de músicas alegres para la nostalgia, de preciosas imágenes de antaño, y donde se respira el reconocimiento de la raíces propias,- y con la canción "Tozudamente en pie", símbolo de la resistencia personal y civil que LLuis Llach reclama todavía y siempre, pues "la auténtica posición de izquierda es realmente difícil, porque requiere un constante cuestionamiento de lo logrado". Ese ha sido desde siempre el planteamiento de Llach y es el que sigue defendiendo.

 

          Entre las muchas otras canciones que disfrutamos hubo algunas ya antiguas que permanecen discográficamente inéditas como "El día", prohibida en los años setenta y que ahora Llach ha recuperado, y otras muy recientes y tampoco grabadas como "El desig".  Estas canciones no publicadas son indicio claro de la vitalidad creativa de la que todavía disfruta Lluis Llach. Como lo es la magnífica instrumentación de las canciones, la versatilidad musical de unas composiciones que, hundiendo sus orígenes en las evocaciones del mundo mediterráneo, nunca han temido incorporar ritmos jazzísticos y rockeros, incluso brasileiros,  en fusión completamente natural.

 

            Si en el "concierto oficial" no había habido canciones de referencia, en la primera tanda de bises Llach y sus músicos nos brindaron una fabulosa interpretación de "Viatge a Itaca" - de las mejores que yo he oído nunca, y he oído varias-. Esto fue después del emotivo recuerdo al poeta y amigo, Miquel Martí i Pol, autor de las letras de unas cuantas canciones de Llach. "Viatge a Itaca" y "Que tinguem sort", que cantó en una nueva tanda de bises -hubo tres-, son una magnífica manera de despedirse sobre el escenario de la gente que le ha seguido durante todos estos años.

 

              Por si finalmente es así, copio ahora la letra de "Que tinguem sort" y hasta luego, Lluis, tus discos siempre andarán con nosotros:

 

 

Si em dius adeú,

vull que el dia sigui net i clar,

que cap ocell

trenqui l´harmonia del seu cant.

 

Que tinguis sort

i que trobis el que t´ha mancat

en mi.

 

Si em dius "et vull",

que el sol faci el dia molt més llarg,

i Aixi robar,

temps al temps dún rellotge aturat.

 

Que tinguem sort,

que trobem tot el que ens va mancar

ahír.

 

I Així pren tot el fruit que et pugui donar

el camí que, a poc a poc, escrius per a demà.

qué demà mancarà el fruit de cada pas;

per aixó, malgrat la boira, cal caminar.

 

Si vens amb mi,

no demanis un camí planer,

ni estels d´argent,

ni un demá ple de promesas, sols

Un poc de sort

i que la vida ens doni un camí

ben llarg.

-----------------------------------------------

Si me dices adiós,

quiero que el día sea limpio y claro,

que ningún pájaro

rompa la armonía de su canto.

 

Que tengas suerte

y que encuentres

lo que te ha faltado en mí.

 

Si me dices te quiero,

que el sol haga el día mucho más largo,

y así robar

tiempo al tiempo de un reloj parado.

 

Que tengamos suerte,

que encontremos

todo lo que nos faltó ayer.

 

Que mañana faltará el fruto de cada paso

para ganar lo que todos hemos

esperado estos años.

Cada paso nos acerca más al mañana

y por esto a pesar de la niebla, hay que andar.

 

 

*La fotografía corresponde a un momento de la actuación de Llach ayer en la Sala Mozar del Auditorio de Zaragoza.

* Comentario en Pasapues con video incluido.

*Comentario en el Blog de Fernando Sarría

*Comentario en el Blog de Antón Castro

* Artículo sobre el disco "Poetes", aparecido en El Cronista de la Red, que glosa algunas de las constantes de la obra de Lluis Llach.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Luisa -

Me gustaría mucho que pudieras escuchar a Lluis Llach, Magda. No ha tenido tanta difusión como otros cantautores españoles sin duda por expresarse en catalán. En algunos países de Europa es más conocido. En España fue un referente para la oposición antifranquista en los últimos tiempos de la dictadura. Pero es mucho más que eso. Toda su obra expone una muy clara filosofía de vida, con la que se puede estar o no de acuerdo, pero esa comunicación es honesta y valiente, desde luego. Y es una filosofía siempre de compromiso con las cosas del entorno y con la gente. Musicalmente me parece muy interesante. El se dice deudor de toda la tradición mediterránea, y es así; pero hay canciones con buenos ritmos de jazz, de rock y también otros como el bosanova.

Magda -

Querida Luisa, poco puedo opinar de Lluis Llach, jamás lo he escuchado. Pero leí el artículo sobre el disco, y leo la letra que nos compartes, sentida, muy bella.

Ojalá se pudiera abarcar junto todo el arte, pero quizá sería demasiado...

Luisa -

Muchos recuerdos, sí. Y también mucha vitalidad actual. El concierto así lo demostró. El tiempo y el lugar son éste. Fue un rato hermoso.

Fernando pensó enseguida que el Fotopoema que tocaba subir iba como anillo al dedo a la circunstancia contada en tu post. Esperamos que te haya gustado. Un beso.

Ybris -

Formidable Llach.
"Si vens amb mi,
no demanis un camí planer,
ni estels d´argent,
ni un demá ple de promesas, sols
Un poc de sort
i que la vida ens doni un camí
ben llarg."

Si vienes conmigo
no pidas un camino llano
...
ni un mañana
lleno de promesas.
Sólo un poco de suerte
y que la vida nos dé
un camino bien largo"

¡Cuántos recuerdos!

Muchos besos y gracias por la parte que te toca en el poema de Fernando.

Luisa -

Pues aprovecho tu comentario, Javier, y te mando un enlace para que el personal pueda ver tu filmación. Qué bien. Esto es compartir esfuerzos.

pasapues -

Yo también he hecho mi pequeña cronica.
Con video incluido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres