Blogia
pandeoro

Mar de invierno

Mar de invierno

 

Una imagen del mar que me gusta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Luisa -

Pues sí, Inma, Ana, yo también creo que vivir junto al mar es un privilegio. A pesar de que tierra adentro hay tantas y tantas hermosuras, la orilla del mar tiene una emoción como de límite, de nostalgia en sí, que proporciona especiales emociones. Ya he dicho alguna vez que yo no puedo evitar echarlo de menos.

ana a. -

Yo también viví dos años en un pueblo junto al mar. Cada vez que vuelvo me arrepiento de haberme marchardo. También me gustaba llegar hasta el faro.

lamima -

Viví tres años en un hermoso pueblo costero del Pais Vasco (Lekeitio) y siempre recuerdo esa paz que respiraba la playa en invierno.
Era triste en cierto modo el final del verano: la gente se iba pero nos dejaba el mar bravo y hermoso, con la playa vacía...todo lleno de una melancolía agradable.
¡Que bonito recuerdo!

Luisa -

"El invieno es claro si el mar está tranquilo". El pueblo está precioso (a pesar de las obras;)
Procuraré contarlo un día de éstos.
Esta tarde hemos salido a la búsqueda infructuosa de libros de faros y hemos acabado improvisadamente con unos amigos. En esta época el pueblo es un lugar donde nos encontramos con facilidad.
Gracias a todos por sus comentarios.

Magda -

Es una bella imagen. A mi me gusta mucho el sonido del mar, ese ruido que hacen las olas cuando llegan a la arena y vuelven a retirartser para nacer de nuevo. Me puedo pasar horas escuchándolo.

Acá está haciendo mucho frio, ya el invierno está en la puerta.

Que la pases delicioso, Luisa.

Javier -

Pues para estar callada ya nos has tocado bien la fibra maña, ese mar me deja miles de sensaciones y aromas.

¡Hala, a pasarlo bien y a disfrutar, luego ya nos contarás.

Besos urbanitas... J. ;)

Ybris -

Curiosa la mirada lejana al horizonte del mar solitario y gris.
Milagrosos el eco con que el eco de esa mirada se agazapa en el horizonte inverso del más hondo fondo de nuestra propia alma.

Pásalo bien y muchos besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres