Blogia
pandeoro

Marte y las Princesas Voladoras

Marte y las Princesas Voladoras

 

 

          Marte y las princesas voladoras es un cuento de la narradora y poeta méxicana, María Baranda,  ilustrado por la española Elena Odriozola y publicado por Fondo de Cultura Económica. Es un libro muy recomendable para los pequeños, pero que a lo mejor también deberían leer los mayores. Además es un libro bellamente ilustrado.

 

        En el cuento se narra la amistad entre dos niñas; la hermandad y el juego, cómo van creando un mundo íntimo entre ellas. Marte y las princesas voladoras tiene como tema principal las diferencias humanas y relata la historia de Mosi, una niña quien a sus ocho años todavía no sabe el abecedario y asiste a una escuela especial. No todos la entienden, pero comparte con su familia un mundo lleno de juegos, poemas y canciones donde todo es lo que no es y al revés. Algunas veces se le olvida para qué sirven las cucharas o donde se guarda la mantequilla. Sin embargo, con Mosi todo es mucho más divertido, es como vivir en otro lugar, un sitio diferente donde todo no es lo que es y al revés. Su hermana Lorna -que sabe como Mosi que jugar a las princesas voladoras es peinarse sin peinarse o vestirse sin vestirse porque es un juego mágico, donde todo es lo que no es y al revés- nos cuenta su historia, y traduce a Mosi para el mundo.

            Reproduzco un reportaje aparecido en "La Crónica de hoy", con motivo de la aparición de libro:

            "Marte y las princesas voladoras (FCE 2006), de la poeta y narradora María Baranda, es una historia de amistad y hermandad, en que la autora se acerca de manera real al mundo de las personas con capacidades diferentes a partir del retrato del niño tal y como es: sencillo, creativo, imaginativo y fantasioso.


          En entrevista, Baranda dijo a Crónica que "hablar de las personas con capacidades diferentes es un tema muy delicado y como toda historia yo preferí usar los ojos de una niña para exponerlo". Considerada una de las poetas contemporáneas más relevantes de su generación, María Baranda ha sido ganadora del Premio Nacional de Poesía Efraín Huerta 1995 por su libro Los memoriosos.También ha sido galardonada con el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 2002 por Dylan y las ballenas. En ese mismo año publicó Atlántica y el rústico en la colección Letras Mexicanas también bajo el sello del Fondo de Cultura Económica.


         Luego de negarse a considerar el lento aprendizaje como un problema, la autora decidió contar la historia de dos hermanas (Mosi y Lorna) a través de los ojos de esta última; ya que los niños ven la vida desde un punto de vista más simple.


         "Primero quiero decir que no creo que (la discapacidad) sea un problema, creo que en el libro queda claro que es una distinción. Es diferente y esa diferencia se vuelve hasta un lugar de privilegio", consideró. Baranda afirmó: "Si cuento esta misma historia a través de los ojos de un adulto, quizá podría involucrar muchos defectos que tiene este sector de la población o como la manera de proteger mejor a este tipo de personas".En cambio, "una niña me permitía el desprendimiento de esos sentimientos y ver la historia desde otro punto de vista donde todo es más sencillo, más simple. Donde esa diferencia no importa, es simplemente un contrapunto y un momento de tensión".


         Tras advertir que éste -su noveno libro infantil-, no es una historia autobiográfica, destacó que como la protagonista hay muchos niños que necesitan más tiempo de juego o que les cuenten cuentos, en virtud de la vida acelerada que les recorta a los infantes su niñez."A los pequeños cada vez se le impide más ser niños. Es una etapa en la vida a la que jamás vamos a regresar y cada vez la hacemos más corta. A muy temprana edad les pedimos que ya lean, que crezcan, que entren al preescolar a los tres años, que a los cinco ya estén escribiendo, haciendo planas".


         La escritora y poeta refirió: "Desde hace varios años, quería hablar del tema, que empezó siendo algo muy sencillo, un parpadeo en la vida de dos hermanas y sus juegos, una historia de amistad y hermandad y -como sucede en todas las historias-, descubrir que hay mucho más detrás".La historia es como un parpadeo en el que "me pude asomar a la vida de estas dos niñas y pude contarlo pero como escritor nunca sabes qué se quedó de ese relato dentro de ti años después. Quizá después pueda renacer la inquietud por contar otra historia dentro de esta historia".
Con un tiraje de cinco mil ejemplares-que serán distribuidos en América Latina, España y Estados Unidos-, Marte y las princesas voladoras se incluye en la colección "A la orilla del viento" del FCE."

 

La ilustradora, Elena Odriozola, cuenta con un largo curricumlum que incluye una treinta de libros. En este mismo año de 2006 ha realizado también estos otros trabajos:

  • Zaharrak berri, euriak, Yolanda Larreategui, Gero 2006.  
  • The story of Noah, Stephanie Rosenheim, Meadowside children´s books 2006.
  • Cuando sale la luna, Antonio Ventura, Thule 2006.
  • El viento en los sauces, Kenneth Grahame, Anaya 2006.

 

        De ella se han dicho cosas como ésta: "Los colores que emplea son suaves ya que son acuarelas, y en muchos casos éstas, temáticamente, tienen que ver con el ingrediente que más sentido da a esta técnica pictórica. Y lo que me gusta de su obra es que es muy generosa con el espectador más contemplativo ya que sitúa sus sencillos y calmos personajes en el extremo de cada pieza dejando que la mirada del espectador discurra por los cauces que ya desborda el protagonista implícito de cada cuadro ..." (Ramuntcho Robles Quevedo).

 

           © de la ilustración 2006 Elena Odriozola

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Luisa -

Los niños no entienden de barreras y lo diferente les atrae, en vez de asustarles. Si estamos atentos, seguro que aprendemos algo.
Yo creo que efectivamente es una buena propuesta.
Gracias a ti por valorarlo.
Un beso.

Ybris -

Lúcido modo de aproximarse a los diferentes tras los ojos de los niños.
Los mayores a veces estamos ciegos.
Apunto el libro para proponerlo donde proceda.
Gracias.

Luisa -

Pues me alegro un montón de haberte hecho el regalito. Ahota te toca a ti regalárselo a tus peques. Son buenas fechas para ello.
Felices días (y años, qué caramba). Besos, besos.

lamima -

Vaya Luisa, me acabas de hacer un precioso regalo descubriéndome este libro.
Que acertada esa expresión: "capacidades diferentes", sí tiene toda la razón. Como esa sensación de que estamos acortando la infancia de nuestros niños.
Este libro "huele" como la comida calentita y buena... tentador. Este es para mí.
Gracias hermosa.
Mil besos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres