Blogia
pandeoro

Poetizando - 12

Poetizando - 12

 

 

Asi fue un largo atardecer en la costa bretona de Concarneau

 

 

Si en esta hora de la caricia roja y el mar azul,

- cuando la luz como un ovillo salta entre mis manos

estirando delgadísima la línea esquiva

del presentimiento, - no estuvieras conmigo

sosteniendo en tus ojos mi mirada y su sombra,

yo no podría contemplar el mar que avanza

por el cielo ni dejar que la arena crezca

en las ventanas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Luisa -

Tus crepúsculos, Fernando... ya sé...

Gracias, Ybris, qué bueno poder compartir recuerdos y emociones diferentes con paisajes comunes.

Ybris -

Yo también como tú, Luisa,
sentí el ovillo de la luz crepuscular de Bretaña.
Y los ojos de ella sosteniendo mis miradas y mis sombras.
Al leerte ahora, el apacible recuerdo me llena de mar el cielo y de suave arena mis ventanas.

Aquí el fuerte beso que intente agradecer tanto grato recuerdo como me has resucitado.

Fernando -

Yo que sigo el paulatino crecer de la sombra,

y he vivido en el rojo carmesí de tus sueños,

tengo todavía un racimo de crepúsculos

para llevar a tus ojos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres