Blogia
pandeoro

Vocaliza

Vocaliza

 

 

           Cada vez son más frecuentes en los medios de comunicación las referencias a aplicaciones tecnológicas para ayudar a solventar las dificultades de comunicación y desenvolvimiento personal que tienen, en mayor o menor grado y en una u otra entidad,  las personas con discapacidad. Ello es indicativo de dos cosas. Una que, afortunadamente, poco a poco, se va invirtiendo dinero y esfuerzo en que las tecnologías aporten soluciones para la problemática de la vida de las personas con diversidad funcional. Todavía hace falta mucho más, pero algo es algo. Otra, que este tipo de cuestiones empiezan a ser consideradas con el suficiente interés por los medios de comunicación, como para dedicarles un espacio -aunque igualmente sería deseable más.

            En El Periódico de Aragón de hoy se publica, tanto en su edición impresa como en la digital, una noticia relativa al desarrollo de una aplicación informática de ayuda a las personas con dificultad en la expresión oral. Se trata de una aplicación -llamada Vocaliza- llevada a cabo por el joven ingeniero zaragozano, Carlos Vaquero. Este profesional ha realizado su trabajo dentro de un programa de colaboración entre el Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A) y el Colegio Público de Educación Especial Alborada, situado en el zaragozano barrio del Actur.

            En la entrevista que le realiza El Periódico de Aragón, Carlos Vaquero indica que se trata de "una aplicación logopédica para que las personas que tienen patologías en el habla mejoren su capacidad de comunicación. Permite pronunciar palabras aisladas, construir frases y asociar significados de vocablos. También da la posibilidad de controlarlo a personas con problemas motrices".   Se trata -añade igualmente Carlos- de que "los chicos con problemas practiquen la pronunciación, hablen y se diviertan mucho. Logra captar su atención y cuando lo hacen bien les premia con una recompensa visual, con un dibujo animado.".

            Enhorabuena al joven ingeniero Carlos Vaquero y al programa entre el I3A y el Colegio Alborada. Estas iniciativas son ya absolutamente indispensables, porque está claro que hoy en día la educación especial -la educación en general- necesita de la tecnología para conseguir las metas deseadas.

            * Puede verse la entrevista a Carlos Vaquero en la edición impresa de El Periódico de Aragón de hoy (domingo, 25 de noviembre de 2006, pag. 18), o en la dirección de Internet:   

               http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=284768

            * La página en Internet del Colegio Público de Educación Especial Alborada es:

            http://centros6.pntic.mec.es/cpee.alborada/

            * La ilustración es una de la realizadas por Javier Solchaga (© 2006) para la "Guía didáctica de la discapacidad para Primaria"  (ver post 13/11/2006, Vida Especial)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

ANDREA -

OPINO QUE ESTA MAL PORQUE NO ME AYUDA EN NADA

José Manuel Marcos -

Perdón, creo que no he puesto la página:

http://centros6.pntic.mec.es/cpee.alborada/cps//index.html

Ahí está.
Un saludo

José Manuel Marcos -

Hola, ¿qué tal va todo?
Por casualidad, encontré este blog en el que hacéis referencia a Vocaliza.
En esta página, encontraréis Vocaliza y otra serie de recursos que han sido desarrollados conjuntamente entre el Colegio Público de Educación Especial Alborada y el Centro Politécnico Superior de la Universidad de Zaragoza.Todos bajo la premisa de software libre.
Espero que os sea de utilidad.
Un cordial saludo

Luisa -

Eso creo yo, Inma, que hay que ayudar en la medida de los posible a que estos trabajos se conozcan y valoren en lo que realmente valen como aportación a la sociedad en general. Si uno de los colectivos de esta sociedad sale beneficiado, sale indudablemente toda la sociedad.

lamima -

Así, pasito a pasito.
Me alegro de que Carlos Vaquero valore también la utilidad de su trabajo. Es importante hacerse eco de este tipo de trabajos para que cunda el ejemplo.
Un beso.

Luisa -

No es falsa humildad, Marisa, si digo que yo no hago nada. Me limito a intentar, a través de este espacio, proporcionar información sobre hechos que creo que la gente en general no conoce bien. Discapacitados podemos ser todos en un momento determinado (basta romperse una pierna, por ejemplo). Pero, claro, no es lo mismo afrontar esa situación coyunturalmente, que vivir todos los días con ella en una sociedad que prefiere sentirse siempre muy satisfecha de sí misma. Pero nada ni nadie hay perfectos, nada ni nadie. La perfección estaría, en todo caso, en la coherencia con uno mismo. Y en eso, todos tenemos muchos números en rojo.

El ingeniero de esta noticia, Carlos Vaquero, hablaba de la satisfacción que se siente cuando uno aplica su conocimiento de manera que le sea útil a alguien. Como decíamos en otro blog, en el de Lamima, tener a tu lado a alguien "diferente", proporciona una sensibilidad y una percepción de la vida también diferentes, en la que lo importante es lo importante y lo superfluo lo superfluo: una obviedad, ¿verdad?. La tecnología se aplica por razones comerciales a muchas cosas de nuestra vida que son categóricamente suplerfluas. En cambio, desarrollar la tecnología en aplicaciones que ayuden a las personas a complementar sus posibilidades, sean estas personas discapacitadas o no, me parece algo necesario y que debe ser conocido.
Gracias, Marisa.

Marisa -

Querida Luisa: Me conmueve tu determinación por solventar las dificultades de las personas con diversidad funcional, con discapacidad. Desde aquí te animo no sólo a que sigas haciénolo, sino aque insistas en llamar la atención de los que vivimos, por comodidad, de espaldas a esta realidad.
Un abrazo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres